El afiladór del bárrio (ofícios que se van perdiéndo)

Ésta mañána he oído un sonído informadór, no, no el de mi alárma, el del afiladór.

 Córro a buscár lo que tenía preparádo pára que me afilára. Qué ilusión.

 Péro por más que lo búsco por más que doy la vuélta a la manzána no lo encuéntro, su sonído o mejór el de su Fláuta de Pan, se óye désde muy léjos, péro las cálles lo desvían, lo retuércen y no sé de dónde viéne.

¿As vísto al afiladór? le pregúnto a un vecíno que pasába por allí, no y véngo désde arríba. Por fin lo encuéntro, qué alegría, es Juán el afiladór.

Descargár reláto compléto aquí