Hómbres, inmortáles y dióses

Si el início y evolución de úna doctrína ha sído como la de Cóca-cóla, Zára, McDónald’s o Microsóft, o séa: páso a páso, creciéndo con el páso del tiémpo, con la ayúda de sus seguidóres, pasándola de pádres a híjos, o su imposición a los derrotádos; ésa creéncia puéde que séa úna filosofía, y su creádor un hómbre muy inteligénte, péro no necesáriamente es Divína y su iniciadór un Diós.

* * *

«Cuando me confirmáron que yo éra úno de los pócos humános que no moriría, que éra inmortál, en realidád no me creó ningún tráuma, alegría o ansiedád especiál. De gólpe no ocúrre náda, sígues siéndo y viviéndo como siémpre, sólo trátas de adaptárte a la nuéva sensación.

Cuando nótas que el procéso de envejecimiénto se ha parádo, pués no éres diferénte del día anteriór, ni al siguiénte cámbias de personalidád.
El aceptárlo lléva tiémpo y el sérlo, quiéro decír: ser inmortál… lléva múcho más»

 Descargár el ensáyo aquí

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s