De híjos, niétos y pérros

El caríño de los abuélos hácia

sus híjos y  niétos, no siémpre se ve

recompensádo como sería jústo.

Cláro que tánto va el cántaro a

la fuénte que al fin se rómpe.

Y siémpre hay un álma caritatíva

que nos ofréce lo que los nuéstros

no nos dan…

Péro tódo tiéne un précio.

Descargár reláto

http://www.evilfoto.eu/pagina_cuentos/cuentos_51.htm

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s